Descubre si es recomendable o no dejar que tu bebé llore durante toda la noche. Investigadores responden tras realizar un reciente estudio científico.

Se trata, de hecho, de una de las preguntas más comunes entre los padres, sobretodo cuando son primerizos: ¿es bueno o adecuado dejar que el bebé llore por la noche? O sin embargo, ¿es adecuado levantarme para calmarlo?. Es una cuestión muy común y habitual en padres primerizos, que en esta ocasión ha encontrado una respuesta médico científica.

Y es que según un nuevo estudio llevado a cabo en Estados Unidos por investigadores de Developmental Psychology, es mejor dejar que el bebé llore hasta que el sueño los venza.

¿Se debe dejar que el bebé llore toda la noche?

Para la citada investigación, el equipo de la profesora de Psicología de la Universidad de Temple, Marsha Weinraub, midieron los patrones tanto de sueño como de vigilia durante la noche de un grupo de 1.200 bebés, de entre 6 y 36 meses de edad. Éstos pidieron a los padres que registraran las veces que su bebé se despertaba al cumplir 6, 15, 26 y 36 meses.

Los resultados mostraron que los bebés podrían ser divididos a su vez en dos grupos: el grupo de los bebés durmientes, y el grupo de los bebés durmientes transitorios.

De esta forma se descubrió que al cumplir los 6 meses de edad, un 66% de los bebés durmientes no se despertaban durante la noche, o bien lo hacían solo una vez a la semana, siguiendo luego una trayectoria similar al ir cumpliendo meses y crecer. No obstante, el 33% de los bebés durmientes transitorios se despertaban siete noches a la semana al cumplir los 6 meses de edad, a los 15 meses lo hacían dos noches y cuando cumplían los 24 meses lo hacían una.

Según los investigadores, lo mejor es que los padres establezcan una rutina minuciosa y cuidadosamente preparada con la que ayudar al bebé a tranquilizarse sólo. Por ejemplo, es muchísimo más útil colocar al bebé en su cama a una hora regular cada noche, dejarlos que se queden dormidos solos y resistir a la urgencia de responder de inmediato desde el momento en que comiencen a llorar.

Por otro lado, los estudiosos recomiendan que si el bebé sigue experimentando problemas de sueño después de 18 meses de edad, se consulte a un experto.

Vía | Nota de prensa

Imagen | Upsilon Andromedae

Hacer un comentario