Tipos de mellizos

Existen dos tipos de mellizos, que se producen en el momento de la concepción: los mellizos idénticos (o gemelos), y los mellizos no idénticos. Descubre en qué se diferencian.

De vez en cuando la Naturaleza nos sorprende con, nunca mejor dicho, agradables sorpresas incluso desde el mismo momento en que se produce la concepción.

mellizos

Es el caso, por ejemplo, de los mellizos, existiendo dos tipos: los denominados como mellizos idénticos (o gemelos), y los mellizos no idénticos.

Los mellizos idénticos o gemelos

En el caso de los mellizos idénticos, este tipo de concepción se produce cuando un óvulo es fertilizado por un espermatozoide. Pero en esta ocasión, el óvulo fertilizado se divide en dos, por lo que finalmente se desarrollarán dos embriones separados.

Eso sí, en caso de que se divida en tres, entonces serán trillizos… y así de forma sucesiva.

Es posible que los mellizos idénticos compartan una misma placenta y un mismo saco amniótico, o bien que no sea así. No obstante, sí tienen su propio cordón umbilical.

En lo que se refiere a su propia apariencia, ambos tendrán el mismo sexo y una estructura genética idéntica, además del mismo grupo sanguíneo, color de ojos y pelo.

Los mellizos no idénticos

A diferencia de lo que ocurre con los gemelos o mellizos idénticos, los mellizos no idénticos (llamados también con el nombre de falsos gemelos) se producen cuando la mujer libera más de un óvulo en el momento de ovular (descubre más sobre los síntomas de la ovulación).

Se da la curiosa circunstancia que, en esta ocasión, cada óvulo es fertilizado por un espermatozoide diferente.

Esto significa que cada bebé serán genéticamente diferentes, pudiendo ser o no del mismo sexo, o bien podrán o no parecerse.

Imagen | Don Johnson 395

Hacer un comentario