Ectasia piélica fetal

¿Qué es la Ectasia piélica fetal? Descubre en qué consiste y si se trata o no de un problema para el bebé.

Durante el embarazo las ecografías que se le realizan a la madre son muy importantes ya que hoy en día con los avances tecnológicos se han detectado problemas que antiguamente no se sabía que existían hasta que el bebé llegaba al mundo y se le realizaba una revisión.

Uno de los problemas no considerados enfermedades que actualmente se pueden detectar gracias a las ecografías o ultrasonidos es la ectasia piélica fetal o hidronefrosis.  Dicha complicación afecta a los conductos excretores que salen del riñón provocando una dilatación de los mismos por donde pasa la orina.

ectasia-pielica-fetal

La ectasia piélica fetal afecta a casi un 4% de los embarazos y como bien hemos mencionado consiste en una dilatación de la pelvis renal que puede ser más grave cuando va acompañado de anomalías estructurales de la vía urinaria.

¿Por qué se produce la ectasia piélica fetal?

El control ecográfico que determina que el bebé padece una ectasia piélica es tan solo un diagnóstico ya que la mayoría de éstas complicaciones se resuelven tras pasar algunos meses de la vida del bebé, y otras en cambio a lo largo de los años.

La orina que se produce en el riñón tiene un recorrido que va desde los cálices renales – pelvis – uréter – vejiga – uretra, por lo que la pelvis que hace el trabajo de embudo recoge la orina de los cálices renales y la envía a la uretra.

Cuando se diagnostica a un bebé de ectasia piélica es porque una de las razones que provoca ésta complicación tiene que ver con las hormonas maternas circulantes o por el aumento de la diuresis fetal.

Deberás seguir un control ecográfico a medida que el embarazo prosigue y cuando el bebé nazca se le realizarán todos los controles necesarios para saber hasta donde llega el problema, pudiendo resolverse espontáneamente.

Hacer un comentario