El sexo durante el embarazo

¿Se pueden practicar relaciones sexuales durante el embarazo?

¿Se pueden practicar relaciones sexuales durante el embarazo? Se convierte en una pregunta habitual para muchas futuras mamás y papás. Te respondemos a esta pregunta fácilmente.

sexo-y-embarazoDurante el embarazo se aconsejan evitar ciertas actividades y otras en cambio ayudan a seguir un embarazo sano y le aporta beneficios tanto al bebé como a la madre.

Una de las cosas que no están prohibidas son las relaciones sexuales, aunque muchas mujeres piensen lo contrario.

Muchas de las madres se sienten inseguras o dejan de practicar sexo con su pareja mientras están en este estado pero lo que ignoran es que el sexo durante el embarazo aporta muchos beneficios e incluso en la última recta del embarazo puede llegar a ser imprescindible cuando los bebés se retrasan de la fecha de nacimiento.

Los mitos más comunes sobre mantener relaciones sexuales durante la gestación son:

  • El sexo puede dañar al bebé.
  • El orgasmo puede adelantar las contracciones de parto.
  • El bebé sabrá cuando se presentan esas relacione sexuales.
  • Mantener relaciones sexuales puede ser perjudicial para la salud de la madre y del bebé.

Todo este tipo de comentarios son muy comunes entre las madres que esperan su bebé y no han sido aconsejadas por el médico.

Si se tiene dudas sobre mantener o no relaciones sexuales durante la gestación lo más recomendable es preguntar al médico que esté llevando el embarazo así sabrás que es lo que tienes que hacer y no dejarte guiar por comentarios o mitos absurdos.

De todas maneras como no todos los embarazos son iguales y la salud de la madre cuenta, es aconsejable siempre acudir al médico ante cualquier duda pues según la salud de la madre o del feto se puede o no practicar sexo como en estos casos:

  • Si ha sufrido abortos espontáneos  o tiene riesgo de sufrirlos.
  • Si se presenta un parto prematuro.
  • El líquido amniótico se pierde o se rompe el saco amniótico.
  • Cuello uterino incompetente.
  • Flujo vaginal, sangrado o cólicos sin motivo alguno.
  • La placenta está baja y rodea el cuello del útero.

Este tipo de complicaciones solo pueden advertir a la futura mamá que las relacione sexuales no son favorables por lo que deberá guardar reposo y acudir al médico en cualquiera de estos síntomas.

Hacer un comentario