Embarazo bioquímico

Cuando las madres y los padres comienzan la dura tarea de concebir un bebé pueden darse numerosas complicaciones y en algunos casos la alegría viene antes de lo esperado pero dura muy poco.

El embarazo bioquímico o microaborto ocurre cuando el óvulo fecundado se ha implantado en la pared del útero (endometrio) pero unos días después ha dejado de evolucionar.

embarazo

Los test de orina y análisis de sangre para detectar la hormona del embarazo dan como resultado positivo porque se ha fecundado y se ha implantado correctamente en el endometrio pero desaparece unos días después junto con la llegada de la regla.

Dicha pérdida embrionaria precoz ni siquiera llega a verse en las ecografías por lo que se resuelve sin necesidad de administrar medicamentos o mediantes intervenciones quirúrgicas.

Microabortos o embarazos bioquímicos

Los casos de microabortos o embarazos bioquímicos suelen darse sobre todo en las fecundaciones in vitro pero también en embarazos conseguidos naturalmente.

La mayoría de los embarazos bioquímicos no se diagnostican  y solo se produce un retraso de la regla pero a medida que los test de orina son más sensibles pueden llegar a detectarla mucho antes.

La naturaleza humana es muy inteligente y aunque para las mujeres puede llegar a ser una desgracia la evolución natural de la reproducción humana realiza su tarea de seguir un embarazo factible y seguro en vez de uno que no está bien desarrollado desde el principio.

Debemos saber que aunque se produzcan microabortos o abortos retenidos no sugiere la incapacidad e infertilidad de poder volver a conseguir un próximo embarazo.

Hacer un comentario