Tengo gatos, ¿cómo prevenir el contagio de toxoplasmosis en el embarazo? Descubre algunas pautas básicas de higiene, consejos y recomendaciones que te ayudarán.

Como ya conocíamos en una ocasión anterior a través de un artículo en el que te hablábamos sobre la toxoplasmosis y embarazo, es cierto que se trata de una enfermedad infecciosa sobre la que hay que extremar las precauciones y las pautas de higiene a seguir, especialmente si tienes gatos en casa.

No obstante, si tienes mininos y te has quedado embarazada evidentemente en absoluto es recomendable que te deshagas de ellos. ¿Por qué quitar una vida de tu lado por el hecho de que vaya a llegar una nueva? Los gatos, al igual que tu bebé, son seres que sienten e igualmente se merecen una oportunidad. De hecho, lo que sí es aconsejable, sin embargo, es mantener unas correctas pautas de prevención de la toxoplasmosis.

Cómo evitar la toxoplasmosis en el embarazo si tienes gatos

No en vano, ¿sabías que es más probable contagiarte de toxoplasmosis por comer carne infectada cruda o mal cocida, o bien por beber agua o tomar hortalizas infectadas? Incluso si tienes gatos, las posibilidades de contagio disminuyen a prácticamente cero si éste no sale de casa y no le das carne cruda de comer, ni mucho menos caza ratones o pájaros.

Cómo prevenir el contagio de toxoplasmosis si estás embarazada y tienes gatos

  • Evita limpiar las cajas de desechos de los gatos. Es más preferible que lo haga tu pareja, y que –sobretodo- después de hacerlo se lave bien las manos con agua caliente y jabón.

  • Evita tocar nada que pueda contener heces de gatos.

  • Cuando tu pareja limpie las bandejas de los gatos que siempre lo haga pasándoles agua caliente.

  • Evita tocar insectos que hayan podido estar expuestos a las heces de los gatos, como por ejemplo cucharadas o moscas.

  • Dale siempre a tu gato alimentos preparados comercialmente o alimentos bien cocinados. Evita, sobretodo, la carne cruda.

  • Desparasita a tu gato cada 3 meses.

Pero, evidentemente, tal y como te indicábamos en el apartado anterior, no sólo son los gatos el medio de contagio de toxoplasmosis. También lo son determinados alimentos, así como otros hábitos. Por tanto, te recomendamos que a su vez extremes las precauciones en las siguientes circunstancias:

  • Nunca comas carne cruda o poco cocida.
  • Cuando manipules tierra o plantas (si por ejemplo tienes un jardín o un huerto), hazlo siempre con guantes.
  • Usa los guantes cuando vayas a preparar alimentos crudos.
  • Lava bien las hortalizas y retírales la piel. Evita consumir vegetales crudos sin lavarlos bien antes.
  • Evita la leche no pasteurizada y los huevos sin cocinar.

Para que en realidad te infectes con la toxoplasmosis debes manipular las heces con las manos y tener luego contacto oral con las mismas (es decir, que además de no lavártelas te las pases por la boca).

Imagen | JamieLeeBaker

Artículos relacionados

Hacer un comentario