La monitorización

¿Cuándo se utiliza la monitorización? Se utiliza sobretodo durante las últimas semanas del embarazo, y en especial en el parto para monitorizar el estado del bebé.

monitorizacionEn los controles rutinarios del embarazo y antes del momento del parto se suele monitorizar a la madre con un cardiotocógrafo para seguir el latido del corazón del bebé y el numero de contracciones que sufre la madre durante su exploración.

La monitorización o registro basal es uno de los controles más exhaustivas que permiten controlar el estado del feto y como prosigue el embarazo y el posterior parto.

Como bien hemos dicho a través de este aparato o monitor se obtienen  dos informaciones importantes tanto de la madre como del bebé, la frecuencia cardíaca fetal y la actividad uterina.

Cuando se observa tanto el estado de la madre como el del bebé a través de la monitorización el personal asignado será el encargado de conocer ciertos detalles de la evolución del parto, sobre todo de la reserva respiratoria fetoplacentaria.

Se determinará la calidad y la cantidad de las contracciones en las últimas semanas de embarazo, se observará la respuesta del niño ante dichas contracciones y el estado del feto entre otros.

¿Cuándo se utiliza la monitorización?

Normalmente la monitorización se utiliza cuando comienzan las últimas semanas de embarazo y durante el parto su utilización puede ser en periodos, pues es posible que monitoricen a la madre nada más llegar al hospital o ponerlo justo después de administrar la epidural.

En ningún momento la monitorización es indicativo de que el embarazo o el parto sea peligroso o presente problemas, es un control que se utiliza de manera habitual para controlar el proceso de gestación y el parto posterior.

Hacer un comentario