Cuántas raciones de pescado se pueden comer a la semana durante el embarazo: descúbrelo en este artículo, donde también analizamos la presencia de mercurio en este alimento.

Durante el embarazo, la futura mamá debe cuidar su alimentación, evitando determinados alimentos poco sanos y saludables y optando sobretodo por una dieta equilibrada, lo más variada y natural posible.

Mientras que entre los alimentos a evitar nos podemos encontrar con la bollería y productos de repostería industrial (por su altísimo contenido en grasas trans y por ende en calorías vacías), entre los alimentos más recomendamos nos encontramos con:

  • Frutas y verduras frescas.
  • Legumbres.
  • Cereales.
  • Carnes blancas.
  • Pescados.
  • Frutos secos.
  • Aceite de oliva y de girasol.

Raciones de pescado en el embarazo

En el caso del pescado, no hay duda que nos encontramos ante un alimento fundamental durante el embarazo, gracias a su riqueza en proteínas de alto valor biológico (lo que significa que contiene todos los aminoácidos esenciales que nuestro organismo necesita para realizar sus funciones de forma normal), vitaminas y minerales.

Los beneficios del pescado en el embarazo

El pescado, sobretodo los pescados azules, son especialmente ricos en ácidos grasos omega-3, un nutriente esencial no solo durante el embarazo sino durante la lactancia y la infancia, ya que forma parte del sistema nervioso, de membranas naturales y de la retina.

Por este motivo los requerimientos durante estas 3 etapas importantes de la vida se incrementan, ya que el feto necesita entre 50 a 60 mg/día de ácidos grasos durante el tercer y el último trimestre, periodo en el que se acumulan en los tejidos, sobretodo en el sistema nervioso.

Por otro lado, el pescado también es muy rico en yodo, un mineral imprescindible para el correcto funcionamiento de las hormonas tiroideas, las cuales intervienen en el crecimiento del feto y, entre otras funciones, en el desarrollo de su cerebro.

“Me preocupa su contenido en mercurio”…

Suele ser común que, erróneamente, muchas mujeres embarazadas eviten comer pescado durante este periodo por temor al mercurio, el cual tiende a afectar el desarrollo del feto y por tanto el correcto desarrollo del embarazo.

No obstante, la propia FDA americana recomendó hace poco que las mujeres embarazadas sí deberían comer dos raciones a la semana de pescado. En este sentido, la única precisión es evitar las siguientes especies que son las que acumularían mayor contenido en mercurio en su organismo: atún rojo, pez espada, mero, caballa gigante, tiburón y perca de alta mar.

Al contrario, sí se podrían comer con seguridad especies como lenguado, salmón, bacalao, atún en conserva, truchas de agua dulce y anchoas, en raciones de 170 gramos dos veces a la semana.

Entonces, ¿cuánto pescado comer a la semana en el embarazo?

Se recomienda no comer más de tres raciones a la semana en total. En este sentido, la FDA americana aconseja comer dos raciones a la semana de 170 gramos cada una.

Imágenes | David Schiersner /

Hacer un comentario