La importancia de una alimentación equilibrada en el embarazo

Durante el embarazo es fundamental que la futura mamá siga una dieta equilibrada y sana, que le aporte todos los nutrientes y cubra todas las necesidades que tiene durante la gestación.

dieta-embarazoUn embarazo conlleva numerosas responsabilidades y todas ellas nuevas para la madre, nada más saber su estado deberá empezar a adoptar nuevas costumbres sobre todo en cuanto a su salud se refiere.

La alimentación es una de las fuentes principales de salud, ya que si la alimentación es baja o con carencias de algún tipo de nutrientes o vitaminas puede provocar diferentes complicaciones de salud.

El embarazo es un estado por el que pasa la madre durante nueve meses en el cual deberá mantener su salud lo mejor posible para que su futuro bebé venga al mundo sano y con la salud más óptima posible.

La alimentación es uno de los puntos más recurrentes del embarazo ya que tanto el médico como la comadrona e incluso otras mamás aconsejarán que comer, cuanto comer y cómo.

Desde el primero momento es el médico quien debe ser el único capacitado para recomendarte, o negarte cualquier alimento debido a tu historia.

Las mamás gestantes deben hacer todo aquello que sea prescrito por el médico o ginecólogo que le lleve su embarazo, por lo tanto, gracias a ellos sabrán que tipo de alimentos se deben tener en la despensa y cuales se deben evitar.

Alimentos indispensables durante el embarazo

Durante tu embarazo no deben faltan en tu dieta o tu alimentación algunos alimentos indispensables para el desarrollo y la gestación correcta del bebé y como no para tu salud, mencionamos los alimentos más destacables y básicos para tu salud.

  • Hidratos de carbono: dentro de este grupo no puede faltar el pan, los cereales, la pasta, el arroz, las patatas que constituyen un tercio de la alimentación.
  • Frutas y verduras: este grupo de alimentos aportan vitaminas y minerales indispensables a la salud, es necesario comer unas 5 raciones diarias de frutas, naranjas, manzanas, peras, plátanos, coliflor, pimiento, piñas, cebollas, ajos, etc.
  • Productos lácteos: el yogur, la leche y el queso, son los productos más ricos en calcio, por lo que es aconsejable unas 3 raciones diarias.
  • Proteínas: el pescado, la carne, los huevos, las legumbres y los cereales son ricos en proteínas, 2 o 3 raciones diarias serán suficientes en la dieta.
  • Azúcares, grasas  y aceites: aunque en menos cantidad también pueden incluirse en la dieta de una embarazada, simplemente hay que ser más estrictos con este tipo de alimentos que contienen mayor cantidad de grasas, se recomienda no comer más del 30% de calorías diarias.
  • Líquidos: como no, los líquidos son imprescindibles para la estimular el riego sanguíneo y proporcionar nutrientes al bebé. Duante el embarazo es fácil y común deshidratarse por lo que sería esencial tomar frecuentemente infusiones, zumos y agua evitando la cafeína y las bebidas alcohólicas.

Hacer un comentario