El desayuno en el embarazo

Muchas personas obvian la principal comida del día que es el desayuno, ya sea por motivos laborales o por hábitos el desayuno se convierte en algo inexistente para muchos pero que debe convertirse en una obligación durante el embarazo.

desayuno-embarazo

Las futuras mamás deben alimentarse adecuadamente para que el desarrollo del bebé sea correcto y sano, los alimentos que se toman a primera hora de la mañana constituyen la base de la alimentación.

Es un error grave que las personas y en este caso las mamás gestantes no quieran desayunar, en ocasiones por los síntomas más comunes como las náuseas o vómitos prefieren evitar la comida pero deben ir adaptándose para que no surjan carencias en su organismo.

Consecuencias de no desayunar

Uno de los problemas que puede generar el hecho de no desayunar puede ser una bajada de glucosa, si la madre gestante no desayuna no recoge los nutrientes necesarios para abordar el día como es la glucosa por lo que puede sufrir bajadas de azúcar a lo largo del día.

El desayuno es una parte importante de la dieta de la mamá gestante, los cereales, la leche y la fruta son los alimentos más recomendados para empezar el día. Aunque para algunas mamás el desayuno sea impensable por las náuseas matutinas deberán consumir alimentos sólidos para contrarrestar los síntomas, y en cuanto a los líquidos deben evitar las bebidas calientes que generan malestar.

Si quieren evitar la sensación de malestar pueden consumir fruta como la manzana, la pera, o en zumos de frutas y alimentos como las mermeladas, y quesos. Los cereales integrales pueden aportarte la fibra necesaria para ir al baño ya que durante el embarazo el estreñimiento es bastante común.

Los nutrientes como el calcio y el hierro deben estar en la alimentación de una embarazada para así suplir las necesidad del futuro bebé.

Hacer un comentario