¿Cuáles son los pescados que SÍ pueden comerse durante el embarazo? Te los desvelamos en este artículo. Entra y descubre qué peces sí puedes comer durante la gestación de tu bebé.

¿Sabías que, erróneamente, suelen haber muchas mujeres que tienden a no comer pescado durante el embarazo por el miedo a su contenido en mercurio, y los efectos que esta sustancia puede causar en la salud del feto? Este temor comenzó en el año 2004, cuando la FDA americana (Agencia del Medicamento) alertó sobre el elevado contenido en mercurio presente en determinadas especies, y estableció unos niveles máximos aconsejables para evitar durante el embarazo los problemas derivados del mercurio, y relacionados especialmente con los riesgos cognitivos.

Este aviso provocó según muchos nutricionistas a una alarma entre las embarazadas, lo que derivó en definitiva en que muchas futuras mamás prácticamente evitaran el consumo de pescado durante los nueve meses.

Pescados permitidos en el embarazo

No obstante, hace apenas unos meses la FDA ha vuelto a aclarar sus recomendaciones, y como ya vimos en el artículo dedicado a Cuánto pescado comer a la semana en el embarazo, sí se podrían comer de 170 gramos dos veces a la semana durante el embarazo. Pero, ¿qué pescados sí serían recomendables?.

Fundamentalmente durante el embarazo se deben evitar aquellos peces de mayor tamaño, ya que al haber vivido durante más tiempo tienden a tener niveles más altos de mercurio, al haber tenido más tiempo para acumularlo. En este sentido, destacan sobretodo peces como el atún rojo, pez espada, mero, caballa gigante, tiburón y perca de alta mar.

Al contrario, sí se podrían comer con seguridad especies como lenguado, salmón, bacalao, atún en conserva, pez gato, truchas de agua dulce y anchoas.

Imagen | Ralph Daily

Hacer un comentario