¿Es posible seguir utilizando lentes de contacto en el embarazo? Te desvelamos si el uso de lentillas cuando estás embarazada perjudica o no a la gestación.

La falta de vista es un problema muy común entre las personas, pero gracias a los nuevos avances existen muchas soluciones a corto y largo plazo que reducen y solucionan la falta de visión según las dioptrías y las necesidades de cada uno.

Durante el embarazo las mujeres que utilizan a menudo lentes de contacto pueden seguir utilizándolas hasta que ellas sientan que deben llevarlas, también pueden optar por alternarlas con las gafas y utilizar ambas cosas si sientes que no están realmente cómodas con las lentes puestas.

lentes-de-contacto-embarazo

De todas maneras el problema no es durante el embarazo, el problema de utilizar lentes de contacto se plantea a la hora del parto, muchos centros hospitalarios aconsejan a las mujeres prescindir de ellas durante el parto y utilizar las gafas sin embargo otros centros no están en contra de que las mamás las llevan durante el alumbramiento.

Lentes de contacto y embarazo

Las futuras mamás que utilizan lentillas o lentes de contacto son las únicas que pueden contar por su propia experiencia si han podido seguir utilizando las lentes durante la gestación o han tenido que prescindir de ellas por falta de comodidad.

Lo cierto es que durante el embarazo el líquido lagrimal se reduce por lo que la intolerancia a las lentes se siente cada vez más. Cuando dicho líquido se reduce la córnea y el cristalino absorben más líquido provocando una curvatura en la córnea por lo que las lentillas no se ajustarán como lo han hecho hasta ahora y los ojos comienzan a sentirse más fatigados y sensibles ante ciertos estímulos visuales.

Para evitar que la vista se canse y el malestar en los ojos que producen las lentillas lo mejor es dejar de utilizarlas durante un tiempo o si no puedes hacerlo alternarlas con las gafas para dejar descansar a los ojos y la vista en sí.

Hacer un comentario