La prueba del aceite es otra de las pruebas caseras para saber si estás embarazada. Descubre qué necesitas para hacerla en casa y cómo funciona, es realmente sencilla.

La prueba del aceite para saber si estás embarazadaDentro de las diferentes pruebas caseras de embarazo que las mujeres pueden hacerse fácilmente cuando creen estar embarazadas (descubre más información sobre cómo saber si es o no embarazo), es cierto que existen una serie de remedios caseros que pueden ser de utilidad en este sentido.

Aunque debemos dejar claro desde un primer momento que estas pruebas caseras no son tan fiables como por ejemplo los diferentes test de embarazo que puedes encontrar en las farmacias, con una fiabilidad de casi un 99%.

Una de las más populares o conocidas es la denominada como prueba del aceite, la cual ha pasado de generación en generación de abuelas a nietas.

¿Qué es la prueba del aceite y en qué consiste?

Es una de las pruebas más clásicas y tradicionales, que antaño utilizaban las madres para saber si estaban o no embarazadas.

Para realizarla necesitas un vaso de cristal limpio, un poco de aceite de oliva y tu propio orín (es mejor que sea el primero que hagas por la mañana).

Debes orinar dentro del recipiente, y dejar que la muestra se enfríe durante aproximadamente una hora.

Con ayuda de un gotero o una cucharada esterilizada añade dos gotas de aceite de oliva en otro recipiente. En él añadirás un poco de orín sin que éste llegue a tomar el aceite.

Espera unas horas más: si ves que el orín y el aceite se han unido significa que estás embarazada. Pero si se han quedado quietos y no se han tocado, significaría que no estás embarazada.

Debes tener en cuenta que esta prueba de embarazo no es ni mucho menos fiable, por lo que en absoluto puede servir como diagnóstico positivo o negativo. Te recomendamos acudir a tu médico o realizarte alguna prueba médica (por ejemplo, un análisis de sangre o la prueba de orina) para confirmar si estás o no embarazada.

Imagen | Cosimo Matteini

Hacer un comentario