Retención de líquidos durante el embarazo

(1 votos: 1,00 sobre 2)

Una de las alteraciones más comunes durante el embarazo en la mayoría de las mujeres es la retención de líquidos, pues lo normal es que se retengan entre 3 y 4 litros durante los 9 meses de gestación.

retencion-liquidos

Los cambios hormonales son los responsables de que la mujer gestante retenga más líquido que de costumbre pues se produce más permeabilidad de los vasos sanguíneos al agua y ésta misma se difunde por el organismo provocando una acumulación excesiva.

También pueden aparecer edemas que se producen por el aumento del volumen del útero que comprime los vasos sanguíneos que hacen circular la sangre por los miembros inferiores y hasta el corazón, por lo que ese movimiento se hace más lento.

Aunque la probabilidades de padecer retención de líquidos durante la gestación ronda e 75% de las mujeres gestantes, otras en cambio tienen más suerte y solo perciben una ligera hinchazón en los miembros inferiores que desparece después del parto.

Otras causas que provocan retención de líquidos

Las mujeres gestantes que tengan trabajos que le obliguen a estar de pie muchas horas o sentadas puede provocar que los líquidos se acumulen y desde el tercer o cuarto mes sentirse más hinchadas y cansadas que otras futuras mamás.

La retención de líquidos suele aparecer en los miembros inferiores, en este caso los tobillos y luego se extiende a los dedos de los pies y las rodillas, también se puede manifestar hinchazón en las manos, la cara y la cintura.

Si estás embarazada y quieres evitar en la medida de lo posible retener líquidos puede aplicar ciertas pautas durante los 9 meses de gestación como:

  • Dieta equilibrada, equilibrada y sana.
  • Realizar ejercicio moderado, caminar media hora al día o practicar alguna actividad que no conlleve esfuerzo.
  • Cuidar el peso.
  • Evitar una ingestión excesiva de sal.
  • Dormir con las piernas ligeramente elevadas y del lado izquierdo.
  • Utiliza ropa cómoda, nada de prendas que compriman las piernas o tacones altos o demasiado bajos.

Autor
Editora de Naturvida y responsable de publicidad, es también redactora de Embarazo y Parto. Puedes seguirle en su perfil de Google+

Hacer un comentario