¿Es normal tener mucho sueño en el embarazo? Suele ser algo muy común que muchas embarazadas se sientan con mucho sueño y muy cansadas... Descubre si es o no normal, y por qué.

Cuando llega el embarazo, sobre todo en las mujeres primerizas, suele ser muy común que les asalten muchísimas dudas relacionadas con la gestación, en especial cuando el embarazo va avanzando con el paso de los meses.

Una de esas dudas tiene relación con consultar si es normal tener un sueño excesivo durante el embarazo, ya que es habitual que muchas mamás casi tiendan a quedarse dormidas en el filo de un alfiler…

Sueño en el embarazo

Efectivamente, se trata de algo absolutamente normal, que se siente especialmente durante el primer trimestre de embarazo, cuando el cuerpo de la futura mamá experimenta cambios importantísimos, como por ejemplo la formación de la placenta.

El corazón de la futura mamá tiende a latir más rápido, ya que su organismo produce más sangre con el fin de poder enviar los nutrientes necesarios al bebé, a lo que se suma que durante este período se forman a su vez los distintos órganos del feto, por lo que este desarrollo demanda muchísima energía.

Por otro lado nos encontramos con la progesterona, una hormona cuyos niveles se incrementan durante los primeros meses del embarazo, y que a su vez influye muchísimo tanto en el cansancio como en el sueño. Por ejemplo, es la hormona encargada de ‘trabajar’ durante las primeras semanas tras la concepción para la preparación del útero para la correcta implantación del óvulo fecundado.

Entonces, ¿es normal sentir mucho sueño en el embarazo?

Sí, es absolutamente normal sentir ese estado de sueño, somnolencia, cansancio y pesadez, no solo en las primeras semanas de gestación, sino a lo largo del embarazo. Y es que también no podemos olvidarnos del peso y tamaño que va adquiriendo el bebé con el paso de los meses, lo que influye en que la embarazada se siena cada vez más pesada y cansada.

¿Qué recomendaciones podrían darse? Entre las más interesantes y útiles, podemos mencionar:

  • Descansa más, sobre todo siempre que tu cuerpo te lo pida.
  • Lleva una dieta equilibrada y saludable, especialmente rica en ácido fólico, yodo, hiero y calcio (nutrientes esenciales para el buen desarrollo del bebé).
  • Practica ejercicio físico con regularidad, y de forma moderada.
  • Disfruta del embarazo y de cada semana de la gestación.

Imagen | Johnathan Nightingale

Hacer un comentario