Test de Coombs

La prueba de antiglobulina

La Prueba de Cooms (también conocido como Test de Cooms o prueba de antiglobulina) es un examen de sangre útil para detectar si la madre Rh negativo presenta o no anticuerpos contra la sangre Rh positiva.

test-de-coombsComo bien hemos hablado en el artículo anterior de incompatibilidad de Rh, esta afección sucede cuando la madre y el bebe tienen grupos sanguíneos opuestos, la madre es Rh – y el bebé hereda el Rh + del padre.

Durante el embarazo, es posible que la incompatibilidad de Rh no cree ningún problema entre la madre y el feto pero es durante el parto cuando la placenta se rompe y ahí se produce la mezcla de sangre entre la madre y el feto; si la madre es Rh – y el bebé Rh +, la madre formará anticuerpos defensivos contra sangre del feto, estos anticuerpos atravesarán la placenta en un segundo embarazo y dañar al feto si es Rh +.

Para prevenir sucesivos problemas se somete a la madre a una prueba para detectar si crea anticuerpos que pueden destruir los glóbulos rojos del feto.

Test de Coombs directo e indirecto

El test de Coombs consiste en dos pruebas de sangre que se usan en inmunología e inmunoterapia para detectar la presencia de anticuerpos que destruye los glóbulos rojos y provocan una destrucción prematura.

Dichos exámenes clínicos se realizan extrayendo sangre de la madre y pretenden detectar si las madres que son Rh – crean o no anticuerpos contra la sangre Rh. Como bien hemos mencionado existen dos test o pruebas de Coombs:

  • Directo: detecta anticuerpos que ya están pegados en la superficie de los glóbulos rojos de la madre. Los anticuerpos son formados por enfermedades autoinmunes o ciertos medicamentos y causan destrucción de glóbulos rojos y, por tanto ictericia o anemia.
  • Indirecto: se buscan anticuerpos libres en circulación, puede existir por un embarazo previo con un bebé Rh positivo, o por un contacto con sangre Rh positivo por otros motivos.

Hacer un comentario