¿Cuáles son los beneficios que la práctica del yoga tiene para las embarazadas y para el embarazo? Te los descubrimos en este artículo.

El Yoga se convierte en una tradicional disciplina tanto física como mental, que se asocia habitualmente con prácticas de meditación en el budismo y el hinduismo, aunque en la actualidad ha evolucionado tanto y es tan conocido por parte de tantas personas que a día de hoy poco se relaciona en realidad su práctica con algunas tradiciones religiosas. De hecho, hoy en día se enfatiza sobretodo la relajación.

Es decir, se trata de un sistema o disciplina que busca el equilibrio entre tu mente, tu propio cuerpo y tu respiración. Y eso se consigue a través del seguimiento de determinadas posturas o ejercicios físicos, ejercicios de respiración, y la práctica tanto de la relajación como de la meditación.

Propiedades del Yoga en el embarazo

Aunque existen diferentes tipos de yoga, uno de los más difundidos en prácticamente todo el mundo es el conocido como hatha yoga. Se caracteriza por ser un sistema de posturas físicas, cuyo objetivo es lograr que nuestro cuerpo esté apto para la meditación. Mediante la práctica de las ásanas (posiciones corporales) se genera una serenidad que no solo es mental, sino también física.

¿Cuáles son sus principales beneficios?

Aunque los efectos positivos de la práctica del yoga se sienten prácticamente desde el primer momento en que se comienza a practicar, ya que ayuda a relajar nuestra mente y despejarla por completo de pensamientos y preocupaciones, lo cierto es que para disfrutar de la mayor parte de sus diferentes beneficios lo más aconsejable es la práctica regular.

De hecho, cuando se practica con frecuencia aporta los siguientes beneficios:

  • Mejora la sensación de bienestar físico, emocional y mental.
  • Mejora la circulación.
  • Mejora la flexibilidad.
  • Mejora el tono muscular.
  • Te ayuda a mantenerte mentalmente ágil.
  • Aporta una sensación de calma.

¿Y cuáles son sus beneficios para el embarazo?

Si te animas a practicar el yoga durante tu embarazo, se trata de una técnica sencilla y muy beneficiosa para ti. Sus beneficios, además de los indicados en el apartado anterior, son los siguientes:

  • Reduce los dolores y las molestias de espalda.
  • Útil para controlar el exceso de peso.
  • Disminuye el estrés, la ansiedad y el nerviosismo que puedas sentir en determinados momentos, sobretodo ante la realización de alguna prueba rutinaria durante el embarazo (por ejemplo, en la primera ecografía o sucesivas).
  • Reduce la fatiga.

¿Te animas a practicar yoga en el embarazo? Si es así, recuerda que el mejor momento para empezar es el segundo trimestre de embarazo.

Imagen | Barry Silver

Hacer un comentario