El temor al parto está presente en casi todas las mujeres, sobre todo en aquellas mujeres que aún no han sido mamás y que se están planteando tener un bebé, o incluso cuando se encuentran embarazadas. Sin embargo, en algunos casos ese miedo lógico y normal por lo desconocido puede convertirse en una auténtica “fobia”, lo que puede causar que el embarazo no se disfrute y que la inminente llegada del parto impida que éste se desarrolle con normalidad.

En este sentido, el miedo que puede tener una mujer referente al parto puede ser debido a diferentes y distintas causas: desde el dolor que se pueda sentir una vez comenzado el parto hasta tener miedo a que éste sea provocado.

LEER MÁS»

Con el nombre You are beautiful la fotógrafa Jade Beall ha creado e ideado un proyecto que busca que las mujeres, sobre todo las que ya han sido madres, acepten, quieran y amen su cuerpo después del parto, tal y como es. Como vemos, se trata de una maravillosa campaña, completa y totalmente realista, basada en historias reales y verdaderas de mujeres que ya han dado a luz.

El objetivo de la campaña es bastante claro: demostrar que el cuerpo de la mujer es natural y bello, sin tener que ser perfecto. Una idea que muchas campañas publicitarias de marcas de moda y productos de belleza han tratado de “esconder” durante muchos años.

LEER MÁS»

Cuando un bebé se encuentra durante la etapa de lactancia (ya sea con lactancia materna, con lactancia artificial o con la conocida como lactancia mixta), es muy habitual que en realidad no surjan dudas relacionadas con la alimentación del pequeño. No obstante, las dudas sí suelen comenzar a surgir cuando las mamás y los papás se enfrentan al paso de la lactancia a la alimentación sólida. O lo que es lo mismo, el momento en el que el bebé puede empezar a comer alimentos sólidos, destacando en primer lugar la presencia de la fruta.

Las dudas no solo suelen tener relación con la introducción de los alimentos en sí mismos (es decir, cómo hacerlo, de qué manera y cuáles deberían ser los primeros alimentos a introducir), sino sobre todo la edad del bebé más adecuada.

LEER MÁS»