Técnicas sencillas y útiles para aliviar la tensión durante el parto, recomendadas tanto para mamás primerizas como para las que ya han dado a luz.

Si se realizara una estudio a las futuras mamás y se les preguntara a cuantas de ellas les da miedo el parto probablemente obtendríamos más sí que noes, pues el parto es el mejor momento pero a la vez el más temido, ya que la madre se preocupará por la salud de su bebé y si se alargará mucho en el tiempo.

aliviar-tension-parto

Cuando llegue el momento de dar a luz sería conveniente que la madre disfrutara y se relajara ya que dicho día marcará mucho su vida con el nacimiento de su bebé, pero aunque en la práctica es más difícil, nosotros intentaremos mencionar las pautas o consejos más útiles para afrontar el momento del parto.

Técnicas para aliviar la tensión del parto

Durante la gestación la matrona recomendará a la futura mamá los cursos de preparación al parto, una educación maternal adecuada será ideal para la que la madre domine los nervios y los imprevistos durante el parto.

Durante el parto la madre puede vivir y sentir diversas emociones y sensaciones que pueden descontrolarla, sin embargo en dichos cursos preparatorios se le introduce a la madre en la relajación, en la visualización de imágenes placenteras, en sonidos tranquilizadores y el contacto y reconocimiento de todas las partes de su cuerpo.

Otra de las técnicas adecuadas y que garantizan una relajación absoluta de la madre durante el parto, es el manejo de la respiración, el objetivo es que la madre concentre su energía en respirar para que el dolor pase a un segundo lugar, las respiraciones pueden ser torácicas, diafragmáticas o superficiales.

Los días previos al parto la madre puede empezar a sentirse incómoda con pequeñas molestias llamadas pródromos, durante estos días la madre debería intentar distraerse lo más posible, realizar actividades que le resten preocupación y distraída sería esencial para la preparación al parto.

Durante las horas que dure el parto es probable que la madre sienta la necesidad de estar sentada o tumbada, ya que los dolores o molestias pueden ser bastante incómodos pero sería realmente beneficioso que caminara para aliviar la tensión y así no sentirse tan molesta, balancearse sobre la pelvis o deambular por la habitación aliviará el dolor y ayudará al bebé a colocarse en el canal del parto.

El contacto con la persona que esté presente con la madre durante el parto es primordial, el placer que produce el tacto con otra persona puede llegar a ser realmente relajante, la futura mamá se sentirá segura y querida, el padre si es el caso podrá ayudarla con pequeñas caricias y abrazos siempre y cuando ella quiera ya que durante estos momentos la futura madre puede estar realmente sensible.

Hacer un comentario