Fase de dilatación

Descubre qué fases y etapas de dilatación aparecen antes del momento del parto, lo que te ayudará a descubrir si estás o no a punto de dar a luz.

Los días previos al parto la futura mamá puede sentirse muy nerviosa por la llegada de su bebé pero en otros casos la tranquilidad y el sosiego la acompañan de manera que esté preparada para dar a luz.

fase-dilatacion

El parto comienza cuando el cuello del útero se borra, dicho borramiento está clasificado dentro de la fase de preparto y es cuando puede llegar a sentir las primeras contracciones. Ésta fase puede variar entre los embarazos de la misma mujer, normalmente en madres primerizas es lo primero que ocurre para después dar lugar a la primera fase o dilatación y sin embargo en los siguientes embarazos ambos procesos van acompañados.

En la fase del preparto cuando el cuello del útero se abre para liberar el tapón mucoso no suele ser dolorosa, la incomodidad si suele ser un síntoma normal pero es que el peso del bebé recae en las caderas y su cabeza está encajada en el canal de parto para salir en las próximas horas.

Dilatación

La primera fase corresponden a la dilatación, después de producirse el borrado del cuello uterino y la expulsión del tapón mucoso en unos días u horas -todo depende de cada mujer- la dilatación comenzará para abrir el canal del parto hasta los 10 centímetros.

Si la madre percibe las contracciones más fuertes o más continuas cada 20 o 15 minutos minutos es la señal de la dilatación de los primeros centímetros, puede durar de 6 a 8 horas llegar hasta los 3 centímetros, por eso hay que tener paciencia y estar relajados sobre todo la futura mamá.

La dilatación es cada vez más progresiva y los centímetros que quedan pueden dilatarse en un corto espacio de tiempo por lo que a pesar de ser lento al principio puede que los últimos centímetros sean los más rápidos y te encuentres en la situación de correr inmediatamente al hospital si el tiempo de las contracciones se ha acortado.

En el hospital se encargarán de aconsejarte para que respires en el intervalo de cada contracción y ganes fuerzas para cuando empieces a empujar, aunque en ocasiones hay que inducir la dilatación el proceso suele ser lento al principio y progresivo al final.

La fase de dilatación habrá terminado cuando se perciba la cabeza del bebé en la parte baja del canal del parto, quedarán muy poco tiempo para que tengas a tu bebé en los brazos.

Hacer un comentario