Señales de que se acerca el parto

Descubre cuáles son las señales antes del parto que indican que está próximo o cerca, y que puede producirse en los días o en el día siguiente.

Señales del partoSobretodo en madres primerizas (es decir, que se encuentran ante su primer embarazo, y por tanto nunca han pasado por el momento del parto) suele ser muy habitual que incluso desde unas semanas antes a que el bebé nazca se produzcan algunas señales antes del parto, que pueden ser indicativas precisamente de que el parto está cerca.

Podemos hablar de señales o de síntomas, ya que semanas antes de la llegada del parto es habitual que la futura mamá sienta algunas señales y también una serie de síntomas determinados.

Señales antes del parto, semanas antes

  • Contracciones falsas: reciben el nombre de contracciones de Braxton-Hicks, y se diferencian de las contracciones reales del parto en que las falsas no tienen ritmo. Es decir, cuando aparecen, es habitual que la embarazada sienta una contracción, y luego tienda a no sentir otra hasta pasadas unas horas. ¿El motivo de por qué aparecen? Son para ejercitar los músculos del útero.
  • El bebé no se mueve como antes: es habitual que, semanas antes a la llegada del parto, muchas mamás se preocupen porque su bebé no se mueve tanto como antes. Esto es debido a que el futuro recién nacido presenta ya el tamaño con el que va a nacer, de forma que no tiene tanto espacio para poder moverse.

Señales antes del parto, días antes

  • El vientre baja: suele ser muy habitual que cuando el médico indica que el vientre está situado más “abajo” es un claro indicativo de que el parto podría producirse en próximos días. Es normal que la futura mamá sienta el vientre más pesado, pero pueda respirar mucho mejor.

Señales antes del parto

  • Expulsión del tapón mucoso: se produce cuando el cuello del útero empieza a dilatarse como consecuencia de la proximidad del momento del parto. En este momento, se expulsa el tapón mucoso, que consiste en una pequeña cantidad de flujo mucoso y espeso que ha mantenido el cuello del útero sellado. Es posible que éste se pierda de una sola vez, o bien en forma de flujo intenso durante varios días, tendiendo a estar teñido de sangre.
  • Contracciones regulares: es común que estas contracciones se sientan como un pequeño dolor en la cintura, como calambres y duran unos segundos. Al comienzo se repiten cada 25 minutos, luego cada 10 y finalmente cada 5. Cuando se repiten cada 5 minutos es el momento de ir al hospital.
  • Rotura de la fuente de aguas: tradicionalmente conocida con el nombre de rotura de aguas, suele producirse después de que la futura mamá tenga contracciones regulares, aunque en algunos casos puede romperse antes de que las contracciones empiecen.  Esta fuente consiste en el saco amniótico lleno de líquido que ha recubierto al bebé, siendo eliminado por la vagina.

Imagen | eyeliam

Hacer un comentario