Cortar las uñas del recién nacidoComo ya comentábamos en una nota anterior dedicada a las uñas del recién nacido, es algo totalmente normal que nuestro bebé al momento de nacer presente unas uñas finas pero alargadas.

El principal cuidado que debe tener la mamá y el papá después del nacimiento, además de los diferentes cuidados a tener en cuenta durante sus primeros días, es fijarse que el recién nacido no se haga daño en la piel al arañarse o causarse heriditas.

Antiguamente lo que se recomendaba era no cortarle las uñas hasta pasado un mes desde el nacimiento para evitar que éstas se infectaran, pero lo cierto es que esta dolencia poco común puede ocurrir sólo cuando se corta la piel de los dedos.

Cómo cortar las uñas del recién nacido

En primer lugar puede ser normal que los papás sientan temor o miedo al hacerle daño, sobretodo porque en los primeros días puede ser algo más difícil distinguir la uña del dedo. Precisamente para evitar que el bebé se mueva y hacerle daño, es mejor cortarle las uñas cuando el recién nacido duerme.

Para ello, debemos utilizar tijeras especiales de punta redondeada, y hacerlo con especial cuidado, suavidad y delicadeza: cortando las uñas paralelamente al borde de su inserción en el pulpejo del dedo, alejándonos eso sí de dicho borde lo suficiente para no dañar su piel. Es decir, debemos evitar cortarlas a radas del dedo para evitar heriditas en esta zona.

Imagen | jessicafm

Hacer un comentario