Desarrollo del recién nacido

¿Cómo es el desarrollo del recién nacido en sus primeras semanas de vida? Te lo descubrimos en este artículo.

desarrollo recien nacidoEstas características recogen los aspectos físicos del bebé y que son claramente observables.

Con esto hacemos referencia al peso, al perímetro craneal, al perímetro torácico, a la talla, a las extremidades, a los huesos, dientes, músculos, piel, uñas y el pelo.

El peso y talla del recién nacido

Tanto el peso como la talla, son dos indicadores que se pueden medir y cuantificar. A estos indicadores hay que estar atentos para conocer el desarrollo físico del bebé y así prevenir y detectar posibles alteraciones que pudieran surgir.

La cabeza del recién nacido

La cabeza es la parte del cuerpo que alcanza antes el tamaño adulto. Suele ser diferente el perímetro craneal del niño con respecto al de la niña. Los niños oscilan entre un perímetro craneal de 35 cm y las niñas de 34’5 cm.

El perímetro torácico del recién nacido

Con respecto al perímetro torácico también hay diferencia entre el niño y la niña. El tronco del niño puede medir 32’5 cm y el de la niña 32 cm.

En cuanto a las extremidades superiores la medida que presentan supone la cuarta parte de la longitud que tendrá cuando llegue a adulto. Las extremidades inferiores miden la quinta parte del tamaño que alcanzará en la edad adulta.

A los 4 meses de gestación comienzan a formarse interiormente los dientes. Aproximadamente cuando el bebé ya ha nacido y tiene alrededor de los 6 meses es cuando la dentición comienza a salir al exterior, aunque estos datos son de modo orientativo, pues variará en función de las características de cada bebé, en unos puede aparecer de manera más temprana o más tardía.

Los huesos se forman en el feto debido a los procesos de mineralización y endurecimiento del tejido cartilaginoso.

La quinta parte del peso total del cuerpo del bebé lo ocupa la masa muscular.

La piel del feto se encuentra recubierta de una capa denominada vérnix. Esta capa es de color blanco, es como un cebo, que le ayuda a mantener su piel suave y tersa. A las pocas horas de su nacimiento esta capa se reabsorbe hasta desaparecer.

Imagen | acroll

Hacer un comentario