hipertensionUna de las complicaciones que pueden aparecer durante la gestación es la presión sanguínea alta, lo que comúnmente se llama hipertensión.

La hipertensión suele aparecer durante el embarazo en muchas futuras mamás y debe controlarse regularmente para que el estado de salud tanto de la madre como del bebé sea lo más saludable posible.

La presión sanguínea durante la gestación es uno de los indicadores que debe controlarse muy seguidamente ya que cuando la presión se desestabiliza indica cualquier otro problema subyacente.

Las revisiones realizadas por los médicos durante el embarazo serán muy minuciosas y la presión arterial es uno de los factores que más hay que tener en cuenta pues puede inducir o provocar otro problema.

Es normal que los cambios físicos y emocionales que se producen como consecuencia del embarazo pueden alterar en algunas ocasiones los valores de la presión arterial por eso es  muy importante tenerla en cuenta.

Cómo detecta la presión arterial elevada

Si los valores de la presión arterial son leves o moderados no indican complicación alguna pero si el seguimiento es constante puede detectarse problemas o complicaciones.

Los síntomas más frecuentes que pueden manifestar las mujeres embarazadas con presión arterial elevada son:

  • Dolor de cabeza.
  • Zumbidos en los oídos.
  • Aumento de peso.
  • Disminución de la micción y edema.
  • Dolor en la boca del estómago.

Los síntomas que caracterizan a una presión arterial alta puede conllevar a una preeclampsia que debe ser muy controlada por los médicos.

Otro de los problemas asociados al embarazo sobre todo a finales del mismo es la gastritis y se caracteriza por el dolor o hinchazón en la entrada del estómago.

Hacer un comentario